domingo, 19 de enero de 2014

EL PLACER DE RECIBIR

Qué gusto da recibir a los amigos. Abrir las puertas de nuestra casa, conseguir una mesa preciosa y una atmósfera acogedora, idear un menú especial para ese momento. Es una estupenda ceremonia que incita nuestra imaginación estética y gastronómica. Para compartir ese placer también con vosotras, nuestras lectoras, hemos escogido diferentes mesas que se corresponden, por su decoración, su escenario, a las cuatro estaciones del año. Primavera, verano ,otoño e invierno: todas son épocas buenas para recibir en casa  y cada una exige una ambientación.

 

 MESAS DE INVIERNO
 
Cuando las temperaturas bajan y el frío se apodera de las calles, nuestras casas nos recuerdan lo confortables que son, y nos acogen y resguardan, ofreciéndonos su hospitalidad. Es un momento excelente para invitar a los que más queremos a compartir con nosotros el calor del hogar, y a que nos acompañen en los almuerzos, las meriendas o las cenas, ofrecidas en mesas acogedoras, vestidas con todo detalle.
 
 
LA HORA DEL TÉ
 
Recuperar la encantadora, y a menudo descuidada, tradición de las reuniones a media tarde para compartir una merienda es un motivo más que suficiente para rodearnos de amigos y familiares y saborear un buen té.
 
 
        La combinación de elementos clásicos, como los manteles o los objetos de cristal, con toques especiales como el nacarado, crea un estilo muy personal.
 
 
 Para acertar con todos los gustos, lo ideal es presentar en la mesa varios tipos de té, al menos tres o cuatro, para que cada invitado pueda elegir el que prefiera. Los que venden en lata, además de conservar todo el sabor y el aroma, dan un toque especial a la mesa.
Si hay algo imprescindible para acompañarlo son unas cookies y si son caseras ,mejor .Preséntalas en un tartera con tapa de cristal y resultaran aun más irresistibles.
 
  
 
A LA LUZ DE LAS VELAS
 
 Cualquier ambiente iluminado con velas adquiere un encanto muy especial. El matiz dorado de la luz, los cambios de intensidad de la llama, el aroma que desprende la cera, todo  forma parte de una magia impalpable que transforma cualquier velada en una noche única. Porque las velas no están reservadas a una cita íntima o una cena romántica .Una reunión entre amigos también se merece disfrutar de esta iluminación tan hermosa. Para crear el ambiente perfecto solo hay que saber ubicar correctamente las velas, elegir diferentes tamaños y situarlas en distintos lugares de la estancia, para que el juego de luces y sombras sea el verdadero protagonista de la noche.
 
 
Las posibilidades para colocar las velas son infinitas. Dentro y fuera de la mesa. para que todo el comedor disfrute de su luz mágica y titilante.
Una noche a la luz del as velas merece toda nuestra imaginación. No te limites a los tradicionales portavelas; puedes emplear unos sencillos frascos de cocina, que resultarán muy originales y darán un toque informal. En el exterior puedes aprovechar cualquier objeto, como unas escaleras, unas jaulas......
  
 
 
El encanto que poseen los candelabros y sobre todo, los infinitos dibujos que va trazando la cera derretida al caer por sus laterales hacen que se conviertan en el mejor elemento decorativo.
 
Fotos: PINTEREST




COMO ACERTAR CON LA DISTRIBUCIÓN DE LA CASA

Sacar todo el partido del espacio disponible ,aprovechar al máximo la entrada de luz natural y conseguir movimientos cómodos son los tres objetivos fundamentales de una buena distribución. Para conseguirlos ,estas 20 claves son básicas.

_  Valora bien tus necesidades.

Hay que tener muy claro que necesitas, cual será la mejor función para cada estancia, cuantas personas la utilizaran.....

- Busca la máxima comodidad.

Antes de comprar cualquier mueble comprueba que dispones de espacio suficiente y que cumplirá la función que necesitas.

 
_ Prevé los futuros cambios
 
Las necesidades cambian con el tiempo, por eso tienes que elegir muebles fáciles de transportar, piezas versátiles o de doble uso.

Suficiente sitio para almacenar.

Para que una casa se vea ordenada y despejada es básico que cuente con el espacio necesario para para guardar: armarios, cajones, estantería.......

_ Distancias y alturas adecuadas.

Al distribuir los muebles no olvides respetar las distancias mínimas entre ellas para que su uso resulte lo más cómodo posible.

_ Ubica las estancias según la luz natural

Ten en cuenta la cantidad de luz natural que reciben las diferentes estancias .El salón y la cocina es mejor situarlas en la parte con más luz y los dormitorios en la zona con menos.

_ Facilita la relación entre ambientes.

Al distribuir las diferentes estancias se deben valorar las relaciones lógicas entre ellas .Así pues, la cocina y el comedor deben estar lo más cerca posible y los dormitorios lo más cerca del baño o vestidor.


_ Coloca los muebles sin obstaculizar la luz.

Cuando sitúes los muebles en cualquier habitación hazlo de manera que la luz natural pueda circular con los menores obstáculos posibles. Coloca los muebles principales encarados hacia las ventanas .

_ Espacios despejados, circulación fácil.

Los espacios despejados facilitan los recorridos y transmiten sensación de orden. 


_ Muebles de obra y a medida.

Los muebles hechos a medida son un recurso excelente para sacar partido al espacio disponible. De este modo podrás aprovechar rincones difíciles y también ganar sitio de almacenaje.

_ Un lugar para cada actividad.

Cada casa , cada familia ,tiene un ritmo de vida diferentes y unas actividades propias. Procura que cada espacio de la vivienda tenga asignada su actividad. De esta manera todos se sentirán más cómodos.

 
_ Elige muebles proporcionados.

Los muebles elegidos deben guardar proporción con el volumen de la habitación. Si son demasiado grandes dará sensación de agobio, por el contrario si las piezas son demasiado pequeñas el espacio parecerá vacío.
Un mueble expuesto en un gran almacén parecerá siempre más pequeño que cuandolo ves colocado en casa.

_ Distancia para abrir puertas y cajones.

No sólo deben poder realizar el recorrido de apertura sin topar con obstáculos, sino que has de poder acceder al interior de armarios y cajones con comodidad.

Puertas y ventanas correderas.

Con las puertas y ventanas correderas conseguirás liberar una buena cantidad de superficie útil. En las estancias pequeñas, como el baño, se puede invertir el sentido de apertura de la puerta, para que se abra hacia fuera.

_ Muebles ligeros para no recargar.

En el salón, en el dormitorio o en las zonas de paso, elige muebles auxiliares ligeros y que sean útiles al mismo tiempo. Con las piezas plegables, extensibles o apilables ,también ahorrarás mucho espacio.


 
- Piezas versátiles y polivalentes.

Otra opción para ganar metros son los muebles con doble uso. Puedes instalar baúles para guardar cosas en su interior o como asiento, sofás cama. consolas con escritorio....

- Estancias con doble función

Alguna habitación de la casa puede destinarse a más de un uso. Por ejemplo, el despacho puede ser vestidor o convertirse en habitación de invitados....

- Una iluminación adecuada.

Una buena iluminación es algo esencial en un distribución acertada. Los puntos de luz tienen que adecuarse a cada ambiente, proporcionar la luz necesaria en función de las necesidades del momento. también te ayudará a ampliar el espacio y a zonificar ambientes.

_ Delimita ambientes sin obstáculos.
.
Al dividir una estancia en varios ambientes ,no utilices piezas que obstaculicen la vista o la circulación de la luz. Puedes utilizar muebles bajos o plantas, o diferenciarlos con la luz, mediante alfombras.....

_ Gana amplitud con pinturas y telas.

Unificar el color de las paredes y las telas con las que vistas la estancia te ayudará a crear sensación de amplitud , al tiempo que podrás potenciar la imagen de conjunto .Las pinturas de colores claros destacan la luminosidad y la sensación de espacio, y lo mismo cabe decir de las telas lisas con los colores crudos.
 
      

DECORAR CON TELAS

Las telas nos permiten cambiar fácilmente el aspecto de la casa y con muy poco gasto.

Adapta los tejidos a las distintas estaciones.Para el invierno elige telas acogedoras y esponjosas, como terciopelos y chenillas, y para la el verano usa otras más frescas como algodones o linos.

Con la llegada del calor,también puedes sustituir los colores más oscuros o apagados por otros más vivos y dar espacio a los tejidos fresco y florales.

En espacios pequeños o con poca luz lo más adecuado son las telas de colores claros, lisas o con estampados pequeños ya que los estampados vistosos suelen oscurecer el ambiente.
 
Para que las habitaciones amplias se vean acogedoras podemos recurrir a combinar cortinas y estores, elegir tejidos aterciopelados o tapicerías oscuras.

Para ganar sensación de orden y serenidad es conveniente buscar  un hilo conductor entre todas las telas de la casa. color, un estampado o el tipo de tejido.
 



Si vas a combinar diferentes telas, elige diseños coordinados, que combinen en cuanto al color, ya sea porque hay un color que se repite en todos o porque tiene la misma tonalidad.

Da profundidad al espacio combinando tapicerías más oscuras con otras más claras.

Para las piezas voluminosas elige tonos claros y medios.

Recurre a los cojines para renovar el aspecto de una estancia; basta con cambiarles al funda. Y si son reversibles o tienen un estampado en cada cara, solo necesitaras darles la vuelta.

Juega también con la forma de los cojines ( redondos, rulos...) y las texturas. No te limites únicamente a combinar distintos colores y estampados.



Puedes darles un aire nuevo sin necesidad de cambiar las fundas. Solo tienes que añadirles algún adorno como botones pedrería......

Cubre el sofá con una funda, en lugar de retapizarlo.Es una solución más sencilla que se puede  lavar y protege la tapicería.

Otra opción es retapizar  el asiento de las sillas del comedor. Una idea es tapizar la mitad de ellas con una tela lisa y la otra con un estampado que combine. También puedes poner una funda en los asientos. te resulta más fácil quitarlas para lavar.



Las cortinas puedes renovarlas de manera fácil añadiéndoles un faldón de otro tejido o color, o bien, cosiéndole una cenefa.

Una opción muy decorativa es entelar la pared. Si no quieres cubrir toda la pared puedes entelar solo el zócalo ( 80 - 120cm ). Es una solución para usar como cabecero del cama.

Las telas también te valdrán para forrar muebles como el interior de un armario, unas cajonera....

A la hora de vestir la mesa, en lugar de limitarte  a usar u único mantel, te aconsejamos que combines un par. Uno más grueso, con cuerpo y hasta el suelo debajo, y uno más liviano encima.

En dormitorios grandes una cama con dosel vestida con suaves caídas aporta calidez.
 

Fotografías: Pinterest
Texto: EL MUEBLE

martes, 14 de enero de 2014

ESTILO FRANCÉS


El estilo francés engloba variedad de subestilos que podemos clasificar, de forma simple, en barrocos ( Luis XIV y regencia ); rococó ( Luis XV ); y neoclásicos ( Luis XVI e imperio ).

 
HISTORIA
 
 EL REY SOL Y LA REGENCIA
 
 El estilo de Luis XIV, el " rey Sol ", se caracteriza por sus líneas barrocas, recias y robustas, y por la profusión de detalles:  motivos decorativos , dorados, colores....No en vano, fue el rey que construyó Versalles y proporcionó empleo a multitud de artesanos y fabricantes de muebles. Las tallas, los brazos curvados y las tapicerías con terciopelo, brocados o damasco , lo caracterizan. Con la llegada de Felipe de Orleans se instaura la regencia , de importantes consecuencias para la historia del mueble: el estilo se suaviza y se simplifica y se empieza a perfilar lo que será el Luis XV.
   
Ver aquí
 
EL ROCOCÓ y LUIS XVI
 
Con Luis XV se instaura el rococó y la época de los " luises " alcanza su máxima expresión. Se distingue por la infinidad de asientos ,como los " a la reine ", con respaldo recto, o los " cabriolé " ,con respaldo y patas curvadas. También se dan piezas tan características como los asientos de rejilla y las " bergères ". Por su parte ,el Luis XVI nace como una reacción a los excesos del rococó y sus formas se vuelven más severas. Se reconoce por sus adornos florales (en forma de guirnaldas, volutas...), mientras que las cómodas y las camas adoseladas son las piezas más llamativas del periodo. 
 
Las butacas bergères son los asientos más típicos del estilo francés.
 
 
 EL ESTILO IMPERIO
 
El estilo imperio le debe su fortuna Napoleón Bonaparte y es una interpretación de los motivos decorativos clásicos: trofeos, coronas de laurel, victorias aladas, águilas....Rico y lujoso, se caracteriza por la sobriedad de su diseño, de líneas rectas y simétricas, y por sus aplicaciones en bronce y dorado. 
 
 
 Los muebles franceses se caracterizan, por norma general, por su exquisitez de acabados y sus formas, siempre delicadas. Además, es un estilo amante del dorado y los colores.
Si bien el francés es devoto de la caoba con acabado en goma laca, el olmo, el fresno, el arce, el nogal, el haya y el limoncillo también son maderas muy usadas por sus ebanistas.
Los acabados como las incrustaciones en porcelana de Sévres, las maderas colores pastel, el "decapé", los dorados y los bronces son rasgos definitivos del estilo francés. También es común del estilo francés las tallas y los motivos decorativos, y cada estilo aprecia unos más que otros: guirnaldas, conchas, flores, cintas, y todos los motivos clásicos. 
 
 
COMO CONVINAR EL MOBILIARIO DE ESTILO FRANCËS
  
BUTACA Y ESCABEL
 
Este tipo de asientos tan característicos de los " luises " son piezas muy singulares.
Resultan muy decorativas en el salón o el dormitorio, y casan con casi todos los estilos.


 
 
CONSOLAS
Perfectas para adornar recibidores, pasillos y zonas de paso. Quedan perfectas en decoraciones clásicas.
 
 
CÓMODAS
Las cómodas de estilo imperio son muebles muy característicos de la época napoleónica. De generosas dimensiones y muy prácticas, son ideales para decorar zonas de paso o dormitorios contemporáneos.
 

 LAS CLAVES PARA MEZCLAR BIÉN
 
Las piezas francesas suelen tener una fuerte presencia decorativa, por lo que es mejor escoger pocas y colocarlas estratégicamente.
Los muebles rococós decapados, con dorados o tapicerías adamascadas, son piezas ideales para crear contrastes con piezas de diseño o de estilo victoriano.
Los muebles franceses suelen ser ligeros y elegantes. Sin embargo, y gracias a su fuerte presencia, requieren espacios amplios y diáfanos para lucir mejor.
Los cabeceros, las mesillas de noche, los asientos y las cómodas francesas, incluso los burós o secreteres, son ideales para aportar clasicismo a dormitorios urbanos.
 


 
 PIEZAS FRANCESAS PARA EL SALÓN
 
Bergères
 Estas estilizadas butacas son un acierto tanto en salones clásicos como contemporáneos, donde aportarán y una de sofisticación.
 
 
 Chaise Longue 
Son piezas alargadas y muy singulares, con respaldo sólo en uno de sus costados. Son ideales para crear atractivos rincones de relax junto a ventanas o librerías
 
 
Canapé
 Son asientos de dos o tres plazas que, al igual que las bergères, se distinguen de los sofás por su estructura de madera vista. Son, además, de formas gráciles y estilizadas.

 
Tete -a - Tete
 Es un asiento de dos plazas, tipo canapé, que puede tener una mesilla que las separa o bien los respaldos enfrentados para que las personas queden de frente.
 
 
CORTINAS Y TAPICERÍAS 
Las telas que tradicionalmente  se combinan con muebles de estilo francés son damascos, terciopelos, y brocados. Sin embargo, y para actualizar el mobiliario, se puede optar por otomanes, linos o lonetas de algodón. Para las ventanas, opta por visillos de hilo o voile y caídas de sedas naturales.
  
 
 LOS MEJORES SUELOS 
 Parquet
El suelo más combinable con el estilo francés es el parquet con motivos ornamentales en espiga, con cenefas......
 
 
Alfombras
 El petit point y las alfombras de tonos suaves y desvaídos, son el fondo ideal para integrar muebles franceses.
 
 
Piedra natural
 
El mármol pulido en tonos medios hará resaltar aún más la belleza de las piezas de estilo francés.
 
ACERTAR CON EL COLOR
 
CRUDOS. La paleta que va del blanco roto al crema es perfecta para albergar mobiliario de estilo francés en combinación con piezas inglesas o muebles de estilo contemporáneo.
 

 
GRISES. El gris perla y toda la gama de tonos piedra más fríos, es decir, los que tienden a azul y verde, conforman el marco ideal para mezclar piezas francesas con detalles de almonedas, victorianos e incluso coloniales.
 
MALVAS. los tonos lánguidos y románticos como el lavanda o el malva son perfectos para la combinación de estilo francés con muebles claros como los gustavianos.
 

 
 COMO INTEGRAR LOS DIFERENTES ESTILOS
 
LUIS XIV. Se distingue por sus piezas ricas, macizas y recargadas. Se tallan figuras como delfines, cariátides, ángeles, y la flor de lis es omnipresente. Al tratarse de muebles con profusión de adorno, lo mejor es elegir una única pieza e integrarla en ambientes amplios, desahogados y contemporáneos.

 
ROCOCÓ. Es el estilo que corre paralelo al reinado de Luis XV .Utiliza maderas de calidad como nogal o caoba, además de lacados y dorados.
Se caracteriza por sus butacas y sus cómodas con el frente abombado, son muebles con mucho peso decorativo. que actúan casi como piezas de arte.

 
 
 LUIS XVI. Sus formas se vuelven más austeras y sus maderas características son la caoba, haya, nogal y castaño. Son muebles más ligeros y claros, por lo que son más fáciles de encajar en viviendas actuales . Darán un toque clásico a cualquier ambiente.
 
 
 
IMPERIO. Se caracteriza por la severidad de su diseño, con superficies lisas y planas, y ángulos vivos. La decoración se basa en las aplicaciones de bronce y dorado que destacan sobre la superficie de la caoba. Se trata de muebles estilizados, aunque aportan siempre un toque sofisticado y lujoso,. Sólo recomendables en espacios luminosos, donde predominen los muebles ligeros y telas claras.
 

 
 
Fotografías: Pinterest
Texto: EL MUEBLE

lunes, 13 de enero de 2014

ESTILOS DECORATIVOS



ESTILOS. LA FIRMA MAS PERSONAL
 
 
DECORAR ES, simplemente una forma de expresar tus gustos, tus vivencias, tu estilo...Lo más importante es conseguir en el que de verdad te sientas a gusto y te resulte práctico, aunque para conseguir un ambiente armónico y equilibrado también conviene analizar el entorno y el estilo arquitectónico de la casa.
El entorno de la casa ,suele determinar en buena medida el estilo decorativo de la vivienda. Así, una casa en la playa nos inspira colores frescos, tejidos livianos, y lonetas resistentes para el exterior, auxiliares de fibras naturales ,muebles decapados en tonos claros y complementos con sabor a mar.
 
 
Una casa en el  campo nos lleva a pensar en suelos de madera o de barro cocido, techos de vigas vistas, muebles antiguos o de almonedas y tejidos cálidos como el chintz, el Jacquard, la chenilla o el tradicional tartán ( muy en boga ) o cuadros.
 



El estilo arquitectónico de la casa tiene también su peso específico en decoración. De esta manera un casa modernista de principios del siglo XX presenta techos altos ,molduras en las paredes o zócalos, suelos hidráulicos.......que probablemente valdrá la pena restaurar.
El clasicismo se identifica con los sofás tipo chéster y tapizados de capitoné, así como las piezas de anticuario en cualquiera de sus estilos y épocas, y los tejidos ricos y suntuosos como el terciopelo, la seda, brocados y adamascados.


En cambio, una casa de arquitectura actual, de amplios espacios y sin apenas compartimentaciones entre las estancias, con estructuras metálicas y grandes paredes de cristal, nos inspirará un interiorismo basado en piezas de diseño contemporáneo, tapicerías lisas en colores neutros, paredes blancas y muebles de líneas rectas y depuradas. Se utilizan materiales fríos como el acero inoxidable, el cristal, maderas teñidas en colores oscuros y algunas variedades como el wengué, la teca o el iroco.
 




ESTILO SHABBY CHIC

El estilo tiene su origen en Gran Bretaña y evoca el tipo de decoración de la grandes casas de campo dónde era común encontrar sofás y cortinas de cretona desgatadas y descoloridas , pinturas antiguas que conferían las estancias de buen gusto a la vez que humilde La restauración y reutilización de muebles antiguos y telas usadas es un punto importante del look. Fue especialmente popular entre los modernos bohemios y los artesanos, formando un movimiento contra cultural durante la década de los 80 cuando la decoración cara y de calidad se puso de moda entre la clase media alta.


El mobiliario se adquiría en mercados de pulgas y ventas de muebles , eran muebles usados y desgastados por el uso , que igualmente se aprovechaban.
Para componer este estilo decorativo se combinan toques femeninos como velas ,flores, colores rosa , verde.....candelabros y la elegancia de los muebles de época renovados. Para imitar esos muebles en la actualidad se recurre a decapados , pátinas , pinturas ,obteniendo muebles nuevos con aspecto.
 desgatado.


Shabby significa desaliñado ,  pero como la intención de este estilo es que luzca como nuevo, por eso se introduce el término chic. La esencia de este estilo es combinar objetos y mobiliario antiguo ,reciclado, de modo que parezcan modernos y elegantes
.

Para que un ambiente tenga una decoración Shabby Chic debemos conseguir muebles con aspecto desgastado blancos, como también una lámpara blanca de tela ,varias velas ,jarrones antiguos, flores en distintos tonos de rosa, textiles y tejidos románticos con colores suaves y delicados dibujos de flores, algunos toques románticos, como un edredón, cojines, cortinas........
También son típicas de este estilo las lámparas de araña de cristal con lágrimas ,los espejos y otros accesorios pero sobre todo el mobiliario antiguo.


El color protagonista de este estilo es el blanco, con algo de color rosa que aporta el detalle femenino. En general en estos ambientes predominan colores suaves y cálidos, desde rosa , salmón, arena, beige, coral, verdes y azules muy suaves........